03 junio 2006

Retomando el camino de la Armonía de la Energía

Después de casi diez meses de inactividad, hoy reinicié la práctica del Aikido.

Primero por carga de trabajo, luego por la mudanza al pueblo, había dejado de practicar.

Finalmente, Piro me consiguió la dirección de un buen dojo en Toluca, propiedad de un exalumno del sensei Carlos Cordero; fui a ver un par de clases y hoy me inscribí y tomé mi primera clase.

Afortunadamente he mantenido la práctica de seiza, entonces no me duelen las rodillas ni tobillos -- cuando empecé a practicar, no aguantaba tres minutos; luego hasta gusto le agarré a esa posición. Qué cosas, ¿no?

Dibujo de Oscar Ratti


Sin embargo, en lo que refiere las técnicas básicas, estoy bastante oxidado; por ello, el profesor me dedicó bastante tiempo para revisar y corregirlas. Espero ponerme al corriente rápidamente.

Como en todo, cada escuela es diferente; me resultará interesante y útil identificar las diferencias en estilo.

Espero no amanecer muy adolorido mañana --por el ejercicio, no por que me haya lastimado-- pero sobre todo, estoy muy contento por retomar el Arte que algunos llaman "Origami with people".

Beneficia al cuerpo, y llena el espíritu. No es choro.

1 comentario:

The Warevamp dijo...

Cosa sumamente práctica cuando como hobby tienes el hacer encabronar a gente de diversos paises. Cuando vengan todos de visita a destruirte podras ponerte en posición seiza y destruirlos con el poder de tu mente...


No así en halo claro esta.