28 enero 2005

Los escorpiones no son malos

¿Qué es un escorpión?

De la Wikipedia:
El escorpión es un animal invertebrado perteneciente al Filo Artrópodo, clase Arachnida, orden Escorpiones. Son los arácnidos más grandes: algunos llegan a medir 23 cm. Al día de hoy consta de más de 1500 especies descriptas en todo el mundo y pueden encontrarse en casi todas partes del mundo excepto en los polos y Groenlandia.

Dentro del orden Escorpiones se hallan especies muy peligrosas para el ser humano pero en general la mayoría de especies encontradas en el mundo no revisten más peligrosidad que un fuerte dolor ó alergia local. Claro está que se debe tener sumo cuidado ante el encuentro con estos animales ya que si uno no es un experto no puede saber si la especie que tiene enfrente reviste peligro ó no para la vida. Salen a cazar de noche y, normalmente, atrapan a sus presas usando sólo las pinzas. El aguijón lo suelen reservar para defenderse y su efecto varía de una a otra especie.

El Escorpión y la Rana
En la película "Juego de Lágrimas" se cuenta la historia del Escorpión que le dijo a la rana:
"Súbeme a tu espalda y así podré cruzar el río"
"No puedo hacer eso", contesta la rana, "porque a medio camino me picarás con tu aguijón y me inyectarás tu veneno"
"No lo haré", replica el escorpión, "pues moriríamos los dos"
La rana accede, y a mitad del río siente el piquete del aguijón en su cuello.
"¿Porqué hiciste eso? ¡Ahora los dos moriremos!" reclama
"No puedo evitarlo", dice el escorpión, "esa es mi naturaleza"

El escorpión tiene una imagen que nos inspira miedo y revulsión.
Sin embargo, es una criatura que tiene un papel específico en el balance del ecosistema al que pertenece.

Cuando sales al campo, es importante mantener los ojos muy abiertos para evitar molestar algún bicho de estos y llevarte una desagradable sorpresa.

Sin embargo, el escorpión no es malo per se, su naturaleza es la de un cazador y que se defenderá si se siente amenazado.

Escorpiones de dos patas
Hay seres humanos que, sin aparecer en películas de ciencia ficción o de horror, comparten algunas características del escorpión.

En lugar de ponzoña tienen la mentira y la calumnia. Es claro que no se puede echarles matabichos o aplastarlos de un pisotón como a sus contrapartes arácnidos.

Lidiando con Escorpiones
Si en el campo uno evita las rocas y lugares donde el escorpión hace su hogar, en la interacción con seres humanos, lo mejor es darle la vuelta al escorpión de 2 patas. No debemos tener miedo al escorpión, pero siempre hay que tener cuidado y mantener la distancia.

En el caso del escorpión de dos patas, esta distancia debe ser tanto física (medida en metros) como emocional (medida en tu reserva o discreción).

En muy contadas ocasiones podrás alejarte definitivamente del escorpión.
Puede ser que vivas en el campo.
Puede ser que tengas uno en el trabajo.
Inclusive, puede ser que sea pariente tuyo.
Evidentemente, cualquiera de estas situaciones complica el poner tierra de por medio.

Al igual que el excursionista o campesino a quien no le queda más que moverse en tierra de escorpiones, si por razones de geografía, trabajo o parentela, es inevitable tratar con uno de dos patas, entonces estar muy alerta y no bajar la guardia.

Al igual que con tantas cosas en la naturaleza, no hay que tener miedo a los escorpiones. Eso sí , respeto y estar conscientes de lo que pueden hacer.

¿Hay que pisotear a todos los escorpiones?
Así como no tiene sentido odiar a un animal por cumplir su naturaleza, tampoco hace sentido odiar al escorpión de dos o de ocho patas.
El odio a un ser o persona, por más "mortífera" que ésta sea, roba concentración y energía de las cosas que verdaderamente valen la pena en esta vida.

3 comentarios:

Bondarenko dijo...

En un libro leí que Brucee Lee enseñaba a sus discipulos que trazaran un circulo a su alrededor, generalmente de la longitud de su pierna, pero puede ser de cualquier diámetro. Posteriormente el pequeño dragón hacia fintas, movimientos agresivos y posturas de combate en el borde de dicho círculo.
Generalmente sus discipulos reaccionaban adoptando guardias o haciendo movimientos defensivos. Y llegaba entonces la gran lección: mientras Bruce permaneciera fuera de su circulo, el alumno no tenia por que precuparse o angustiarse. Lo que estaba fuera de su circulo NO representa una amenaza.
Si algo entraba en el circulo entonces se tienen dos opciones:

Retroceder para dejar la amenaza fuera del circulo de nuevo.

O combatir.

En la batalla por la vida he visto muchos escorpiones, que lanzan su aguijon lleno de mentiras, chismes y verdades a medias.

La pregunta es ¿el aguijon entra en mi circulo?

Si es asi, entonces el combate es necesario y curiosamente la mentira y el chimes se combaten con la tecnica del judo; utilizar su propia fuerza para lanzarlos fuera del circulo.

Un abrazo Wontolla.

En taro Adún...

The Warevamp dijo...

Dicen las doctrinas del Maestro Mastropiero... No hay mejor defensa... ¡¡Que un buen revolver!!

José Luis Romero dijo...

Comparto lo dicho en este posting y me sumo a la historia relacionada con Bruce Lee. En experiencia personal mia, he buscado siempre la técnica de "desmarcarme": salirme de situaciones crowded y pasar a una zona no habitada y de mayor confort. Aplica tanto en el trabajo como en la vida diaria. Si te desmarcas, te sales de donde está todo el mundo y pasas a una zona de oportunidad donde te ven con mayor nitidez.

Por otro lado, no dejo de recordar al filósofo de Guemes, que afirma: "Cria cuervos... y tendrás muchos!"

Un abrazo, mi estimado Won-tolla.