05 septiembre 2009

Vino, Lasagna y la reinvención del SMTP

El viernes tuve el gustazo de echarme una excelente comida, un vino maravilloso y una conversación extraordinaria con Joe.

Salió como lumbre, pero es un sacrificio que hago gustoso en pro de la amistad, el debraye y la tecnología.

Desafortunadamente nos faltó el Warevamp para completar el trío, pero habrá más oportunidades.

Después de hablar de Africa y piedras renales, la conversación giró alrededor de gente en nuestros pasados profesionales con quienes nos gustaría trabajar nuevamente, con quienes tenemos la fortuna de trabajar actualmente, y alguno que otro esperamos no cruzarnos nuevamente en su camino.

Como siempre, hubo intercambios de factoides y howto's tecnológicos de "no manches, a poco no sabías que...", "Te mando el link del artículo que..."

Después de despepitar cómo Twitter tiene tanto valor sin producir nada, analizar si Facebook constituye una amenaza para Google, considerar la forma en que han nacido algunas de las redes sociales más influyentes en los últimos tiempos, y las broncas que ocasiona el spam, comenzamos a debrayar sobre cómo nos gustaría inventar algo que acabara de una vez con el spam.

De aquí la muy twitteable pregunta retórica de Joe: "¿Qué protocolo inventamos para salvar al mundo?"

El problema toral con el spam es que el protocolo de envío de correos electrónicos (SMTP- Simple Mail Transfer Protocol) fue creado bajo el supuesto que todos somos de confiar y que somos quienes decimos ser. Era una época más inocente.

Los malditos spammers (que se pudran junto con el diseñador de los estacionamientos empredados en el mismo rincón del infierno ) abusan del sistema y mienten descaradamente, generando tráfico y afectando la reputación de dominios "honestos".

De allí que entre el 70% y 90% del tráfico en Internet es spam, y que cada vez montemos sobre un protocolo "enclenque" más certificados, encripciones, captchas, monitoreos de comportamiento y demás argucias para intentar lidiar con esta peste.

El JMTP (Joe's Mail Transfer Protocol) incluiría un esquema de autenticación (que en verdad seas quien dices ser) de manera confiable y escalable, además de permitir identificar a quien miente en la autenticación para ir a romperle la madre.

Identificamos que muy probablemente, JMTP no sería backward compatible con SMTP, porque entonces queda abierto para los spammers. Si Apple ha podido mandar al carámbano la retro compatibilidad en por lo menos una ocasión, nosotros podemos hacer lo mismo.

La adopción del JMTP sería como las de otras tantas ideas geniales del internet: early adopters que evangelicen, expansión viral y finalmente una explosión de usuarios adoptándolo y creando aplicaciones para él.

Al calor de un vino argentino, reconocimos que entre los dos no tenemos la suficiente galleta tecnológica para echar a andar esto; armamos una lista de las personas que nos gustaría ver su talento aprovechado en esto. Come on my fellow geeks, you know I'm talking to you.

Estoy seguro que algún día veré en el salón de la fama de las leyendas informáticas la secuencia de nombres: Wirth, Berners-Lee, Torvalds y Joe.

En el ínterin, aquí están los links mencionados anteriormente y que hablan sobre la vulnerabilidad del DNS y del Border Gateway Protocol.

2 comentarios:

Albertus 72 dijo...

Lo del JMTP sería genial...

Y yo usaba la palabra crámbano de la misma forma pero...

carámbano.

(Del lat. *calamŭlus, de calămus, caña, palito).

1. m. Pedazo de hielo más o menos largo y puntiagudo.

¿ó es lo que quisiste decir?

Jajaja es una broma no creas que soy tan criticón.

Saludos,

Alberto

LicCARPILAGO dijo...

cuando hayan desarrollado el protocolo, definitivamente tendrán que hablar con los de Opera mail o con los de Thunderbird mail client para que se lo agreguen.

y pasando a otras cosas, aqui te dejo un link de mi blog de cine que te va a parecer interesante:
District-9

por aqui sigo