16 marzo 2010

El siguiente nivel

Mauro era un conocedor de los videojuegos y las plataformas donde éstos se juegan.
Podía dilucidar durante horas acerca de los méritos del GameCube y sus ventajas sobre el Nintendo 64, con un análisis de la consola Atari y cómo triunfó sobre el Intellivision.

Bueno para los shooters como Halo y Gears of War así como los button smashers como Dead Or Alive y Tekken, le encantaban los juegos de Rol, como Knights of the Old Republic y toda la serie de Final Fantasy.

Pero su pasión, su gran amor era el subgénero conocido como "survival horror".  Desde Alone in the Dark hasta la última versión de Resident Evil, los había jugado todos, incluyendo los "espaciales" como Dead Space.

Experto en la cinematografía de los zombies, contaba entre los tesoros de su colección de videos una versión de El Amanecer de los Muertos, autografiada por George Romero y otra de Soy Leyenda con la firma de Will Smith.

A quien se descuidara, le explicaba la taxonomía o clasificación de zombies: el tradicional sobrenatural causado por magia vudú, el mutante o víctima de la radiación o guerra bacteriológica, el que se arrastra despacito, hasta el campeón olímpico con fuerza sobrehumana. Había publicado un artículo en su blog acerca de que si se debe considerar como zombies a las víctimas del Flood en el juego de Halo.

Su homenaje a Michael Jackson fue ver durante 24 horas seguidas el video de Thriller.

Por todo esto resultó por demás irónico que estuviera por terminar el último nivel de Left 4 Dead 2 cuando los zombies invadieron su departamento.

Ignoró el ruido cuando tiraron la puerta del depa, pensando que era su compañero de cuarto haciendo su acostumbrado estrépito.  Finalmente despegó la mirada de la pantalla HD cuando los zombies entraron en su habitación: volteó irritado para mentarle la madre al roommate, pero el insulto se quedó a mitad de su garganta al ver un montón de seres pálidos con llagas purulentas y partes faltantes de su anatomía.

Solo acertó a decir "ah chingá, a poco ya es halloween" antes de que se le fueran encima.

Con el control de su Xbox  logró partirle la cabeza a 3 ó 4 zombies, pero tenía suficiente experiencia con sus juegos de zombies como para darse cuenta que no duraría mucho en un combate cuerpo a cuerpo.  Necesitaba un arma mejor que el control del Xbox.

Su miedo se convirtió en ira cuando tuvo que echar mano de su amado PS3 y partirlo sobre la cabeza de un zombi particularmente corpulento -¿el otrora vecino del 6?-

El PS2, el GameCube, el Wii, el Xbox y hasta el GameBoy corrieron la misma suerte que el PS3.  Desafortunadamente, había más zombies que consolas.

El último pensamiento de Mauro antes de que le comieran el cerebro fue "tengo que replantear mi estrategia la próxima vez que repita este nivel..."

Game over

10 comentarios:

GA dijo...

jajajajajajajajajajajaja!!!!!!!

Cuervosabio ® dijo...

Muy buena historia que, como en los buenos editoriales del diario, la última frase es la piedra angular que le da sentido a todo.

Saludos

Diana dijo...

De alguna manera me alegro por Mauro, pues supongo que él hubiera deseado morir así.

Buenísimo cuento.

Saludos.

Bondarenko dijo...

Felicidades Mr. Wontolla, una gran cuento y muy, muy bien reflejado el personaje.

Congrats!!!

el7palabras dijo...

Oiga Laurens, es usted la revelación del cuento corto. #cuentoalvapor si me pregunta.

Muy bien, muy bien. Fíjese que aunque no tenga el placer de conocer en persona a Mauro, siento que casi, entre sus tuits, su blog y ahora la descripción tan detallada que hace usted.
Salud, y no olvode plis ponerle la etiqueta a su cuento y al tuitt: #cuentoalvapor

Diana dijo...

Por cierto, Mauro me recordó a Óscar Wao. ¿Leíste esa novela? Si no, te la recomiendo mucho, es muy buena y muy divertida.

Releí el cuento. Me volvió a gustar :D

Won-Tolla dijo...

Gracias por los comentarios.
El Mauro de este cuento es una leve exageración de algunas características del Mauro de la vida real.
Este cuento no refleja lo gran amigo que es.

Javier dijo...

Priceless

Hapi dijo...

hello... hapi blogging... have a nice day! just visiting here....

Spiff dijo...

Excelente ! no había caído en cuenta de tus dotes literarias, pero son muy buenas, sobre todo porque reflejan fielmente ese lado de Mauro. Un abrazo !